Pensamiento o trinitaria: viola tricolor y wittrockiana

Pensamiento o trinitaria: viola tricolor y wittrockiana

Pensamiento o trinitaria: viola tricolor y wittrockiana

El pensamiento o trinitaria es la planta de temporada por excelencia de otoño e invierno, como ya mencionamos en nuestra entrada sobre plantas que embellecen el jardín en otoño. Al igual que en primavera las opciones para aportar color a nuestro jardín son múltiples, en otoño e invierno las alternativas son más reducidas, y el pensamiento o trinitaria (viola tricolor y wittrockiana) es una de las más conocidas.

Pertenece a la familia de las violaceae, la viola tiene dos especies especialmente conocidas: la tricolor y la wittrockiana. Se puede plantar en primavera y en otoño. Si plantamos en primavera a pleno sol, o incluso en semisombra, lo más probable es que no aguante el calor del verano. Sin embargo si la plantación se realiza en otoño, podremos disfrutar de ellas situándolas a pleno sol hasta bien entrado el invierno, o incluso durante la primavera si las heladas no son excesivamente fuertes.

Le gustan los suelos ricos bien abonados y agradecerán una mezcla suelta rica en humus. Se pueden plantar en el suelo pero también se desarrollan de forma espectacular en macetas. Conviene que la tierra no se seque, pero como recomendamos casi siempre, que tampoco se encharque.

Un truco para que los pensamientos se adapten bien a nuestro jardín es dejarlos unos días (en torno a una semana) en el lugar donde vayamos a plantarlos, pero tal y como vienen en el tiesto. Pasados esos días procederemos al trasplante en suelo o maceta. De esta forma habrán tenido un tiempo para adaptarse y no sufrirán por cambios bruscos entre las condiciones y temperaturas del centro de jardinería y las de su destino final.

Si queremos prolongar la floración lo máximo posible, es bueno ir retirando las flores marchitas, así como cortar las puntas de los tallos florecidos una vez se ha perdido la flor.

Fuentes:

El milplantas

Infojardín