Surfinia, Petunia Surfinia o Petunia de colgar

Surfinia, Petunia Surfinia o Petunia de colgar

Surfinia, Petunia Surfinia o Petunia de colgar

La Surfinia, Petunia Surfinia o Petunia de colgar es una de las plantas de temporada más características. Los cuidados son muy parecidos a los de su prima hermana la Petunia. Aunque la Surfinia, a diferencia de la Petunia, no producirá semillas que podamos guardar para el año siguiente, al ser una planta híbrida.

Cuidados de la Surfinia, Petunia Surfinia o Petunia de colgar

La Surfinia requiere luz solar en abundancia. Si recibe pocas horas de sol florecerá menos, por lo que debemos buscar un lugar en nuestro jardín o terraza donde pase muchas horas al sol. En el caso de que esté situada en una zona de semisombra es posible que florezca menos.

El riego de la Surfinia, Petunia Surfinia o Petunia de colgar debe ser prácticamente diario. Además, al estar en zonas de sol, la tierra normalmente se seca pronto, por lo que no debemos descuidarnos en este sentido. Pero como casi siempre aconsejamos, un riego abundante no quiere decir un riego excesivo. El encharcamiento provocará que se pudran las raíces. Así que lo mejor es un riego diario pero sin pasarnos con el agua, y en una tierra que esté bien drenada. Nada de platitos que acumulen agua debajo durante días.

Si el Pelargonium Peltatum es el “Rey del Balcón”, podríamos decir que la Surfinia es la reina. Elige una jardinera o tiesto grande, ya que se extiende bastante, y que le permita colgar, y reinará en tu balcón o terraza, llenándolos de color.

 

Surfinias y “Rey del Balcón” en Bagergue, Lérida

 

Surfinias y “Rey del Balcón” en La Alberca, Salamanca

 

La Surfinia, Petunia Surfinia o Petunia de colgar tiene una floración muy duradera, que se prolongará hasta principios de otoño. Si queremos tenerla siempre llena de flores, debemos, en primer lugar, retirar las flores marchitas. Y en segundo lugar, fertilizarla con un fertilizante líquido para plantas con flor, más o menos cada diez días. Se puede hacer también una poda después de la primera floración para que la planta crezca con más fuerza.

 

Fuentes:

www.infojardin.com

El milplantas